Episodio #20 Wunderchévere: Carolina

Con Carolina hablamos de tándem y de tener hijos, de lo lindo que suenan muchas palabras colombianas. También de lo difícil que a veces resulta aprender otra lengua y del desafío que implica el multilingüismo familiar.

Aportamos algunas ideas sobre la posibilidad de explorar y enseñar con y a través de la música.

El multilingüismo y Carolina

Aunque Carolina hablaba ya alemán e inglés antes de ser mamá, su historia personal de las lenguas se volvió más reflexiva al volverse mamá. 

Fuera de casa hay muchos retos como madre migrante. Comunicar con las y los educadores en el jardín de infantes. Más tarde participar de las reuniones de familia en las escuela. Poder acompañar a una hija o un hijo que se escolariza en otro idioma. 

¿Qué implica una educación bilingüe real? 

Soy diferente hablando alemán

Carolina es una persona a la que desde siempre le gusta comunicar por eso aprender alemán era para ella un reto muy importante. Cómo salía de su zona de confort y se animaba a aprender? Una de las soluciones que encontró fue hacer tándem. 

Allí su vida cambió porque, entre otras cosas, conoció a su pareja. Pero también era un compromiso que implicaba estar en ese momento  abierta al intercambio cultural. En esto se diferencia el tándem a las clases de idiomas. Allí no hay tanto espacio para hablar como en «la vida real». 

Estudiar una lengua es complejo. Existen diferentes aspectos. No es lo mismo comunicar de manera oral que por escrito. En una lengua hay muchos códigos. Con Caro hablamos de esto y de lo que implica expresarse por escrito y plasmar las ideas para todos, sin la ayuda de, por ejemplo, el lenguaje corporal. 

¿Qué significa hablar una lengua?

Para Caro, hablar una lengua es mostrar su mundo interior. Hacer conexiones. También implica sacarse la obligación de querer ser perfecto en todas las competencias. 

Ella siempre se ha planteado retos lingüísticos y ha pensado en cómo salir de la zona confortable y aprender más. Por ello hablamos en el episodio de la importancia de tener foco. 

Es necesario para no perder la motivación que a través de la lengua entendemos las cultural y exploramos nuestra emocionalidad. Las lenguas nos dan a nosotras misma un otro acceso emocional. 

 

¿Cómo transmitir mi lengua a mi hijo?

Está claro que para Carolina es muy importante que su hijo pueda comunicarse en español con ella y con su familia colombiana. 

Una manera de hacerlo es a través de la música y conectar desde allí con la lengua. Crear rituales con música. Espacios para disfrutar juntos en y con ritmos. 

Deja una respuesta:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe en tu correo recursos para potenciar tu desarrollo personal y familiar.